Gastos de envío gratis a partir de 60€

Descripción


Wally the Watermelon es un mordedor con forma de sandía que estimula los sentidos de bebés mientras alivia sus encías durante la dentición. Además, su textura realista les ayudará a desarrollar el sentido del tacto. Está pintado cuidadosamente a mano con pigmentos naturales, haciéndolo completamente seguro para ellos. ¿Sabías que la sandía ayuda en mantener el 90% del agua en nuestros cuerpos? ¡Introduce a los niños hacia una vida saludable desde pequeños!

Este producto es perfecto como mordedor, juguete de bebés y niños, juguete para la hora del baño, como juguete para juego sensorial y objeto decorativo. Está hecho siguiendo un proceso artesanal y sostenible con caucho 100% natural extraído de los árboles Hevea. Cada uno se crea de una sola pieza, por lo que se evita la creación de bacterias en su interior. Pintados a mano uno a uno con pigmentos naturales, ¡no hay dos iguales!

Hecho con caucho 100% natural procedente de los árboles Hevea.
Todos los productos están hechos a mano teniendo en cuenta cada pequeño detalle. Al ser cada pieza única, los productos pueden presentar variaciones en la forma y el color.
Pintados a mano con pigmentos naturales.
Biodegradable y ecológico.
Puede usarse como mordedor, juego de baño, ¡juguete sensorial u objeto decorativo!
Suave y flexible, fácil de agarrar y masticable.
Estimula los sentidos del bebé y calma las encías durante el proceso de dentición.
Totalmente higiénico y libre de bacterias. Nuestros diseños no tienen agujeros para evitar la aparición de moho.
Son productos seguros y cumplen con las normativas internacionales de productos para niños.
Libre de PVC, BPA, Ftalatos y Nitrosaminas.
Socialmente responsable. Oli&Carol aporta su granito de arena a través de diversos proyectos sociales.
12,9 x 1,7 x 6,2 cm

Más vendidos

Recomendado para ti

Más visto